Los besos de Manuel Vilas

📚»Los besos» de Manuel Vilas📚

Reseña Los besos de Manuel Vilas

Para mí, indiscutiblemente, Manuel Vilas es uno de los mejores autores españoles del momento. Seguramente sus obras queden en la posteridad, pero actualmente me parecen un gran innovador, un escritor con mayúsculas y un experto en trasmitir emociones. Él se enfrenta a él mismo, pues su éxito con Ordesa no fue poco. «El mejor libro del año», muchos periódicos firmaban. Además, no solo fue considera como un buen libro, sino que fue un completo fenómeno literario. 

Los besos de Manuel Vilas

Los besos

Manuel Vilas

448 páginas

Sinopsis Los besos de Manuel Vilas

Marzo, 2020. Un profesor abandona Madrid por prescripción médica, va hasta una cabaña en la sierra y conoce a una mujer apasionada quince años menor. Él se llama Salvador; ella, Montserrat, y entre los dos crece una confianza plena e inesperada, llena de revelaciones.

Sus encuentros son un gran baño de luz. Salvador se ilusiona y le cambia el nombre, la llama Altisidora, como un personaje del Quijote. Ambos se enamoran y construyen una relación madura, con las prevenciones propias de sus cuerpos y recuerdos: el pasado reaparece constantemente.

Los besos es una novela de amor romántico e idealizado, pero también de piel y amor carnal, de cómo en mitad de una crisis universal dos seres humanos intentan regresar a la patria biológica y atávica del erotismo, ese lugar misterioso donde hombres y mujeres encuentran el sentido más profundo de la vida.

Opinión Los besos de Manuel Vilas

En esta nueva obra, Los besos, sigue la misma estructura que en Ordesa o en Alegría. Un hombre relata en primera persona sus experiencias. En esta ocasión se ubica en plena pandemia. Él decide alejarse de la ciudad y vivir en una pequeña casa en las afueras. Allí se enamora y relata toda esta historia de amor. Mientras en todo el mundo hay tristeza, confinamiento y enfermedad, en su corazón solo hay amor e ilusión. 

Su nombre es Salvador y es un profesor de 58 años. Se ha prejubilado y ahora tiene mucho más tiempo para disfrutar de la vida. Con él ha llevado dos libros: El Quijote y la Biblia. Allí conoce a Montserrat y empieza a formarse una relación, pero el amor nunca fue sencillo. 

Quizás mis lectores no saben quién es Manuel Vilas, pero él además de escribir novelas también es poeta. Empezó su aventura tras leer a Baudeleire y a Rimbaud. Por consiguiente, sus textos tienen una gran musicalidad; se centra tanto en los pequeños detalles que inconscientemente te hace sonreír. Es más, me atrevería a decir que la excelencia en la prosa de Vilas despierta envidia en sus lectores, por lo menos en mí. ¿Por qué no soy capaz de apreciar esos detalles? ¿Por qué no puedo identificar mis sentimientos con la misma exactitud que él? Me parece asombroso. 

El Quijote en su texto tiene mucho valor. En algunos momentos él lo lee, se recrea en diferentes escenas, las analiza y encuentra similitudes con su día a día. Esto, para mí, es una genialidad, porque se aleja de la estructura algo monótona: chico conoce chica y se enamoran. Con este tercer objeto le introduce algo de diversidad, como si fuese una forma de estimular al lector. Quién sabe el porqué, pero a mí Vilas me engancha, aunque me presente otra vez la misma novela. No sé si habrá superado Ordesa, pero se queda el mismo regusto. 

Puedes leer otras reseñas haciendo click aquí en nuestra web.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *